Tempus instans muestra en MUSA la mirada de José Hernández-Claire



Piezas fotográficas mostradas de una forma distinta respecto a la manera en que eran usualmente expuestas por su autor, llegan al MUSA Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara con Tempus instans, de José Hernández Claire.


A manera de homenaje a este maestro de la lente, las imágenes han sido dispuestas para contar esas historias captadas durante décadas de trayectoria y que ahora están listas para ser objeto de nuevas interpretaciones ante los ojos de los visitantes en la exhibición realizada en colaboración con la University of Guadalajara Foundation | USA, Legado Grodman y Fundación Universidad de Guadalajara, A.C.



“Ya estaba hablado con él desde hace algunos años la idea de darle otra lectura a su trabajo más allá de la convencional que estaba acostumbrado a exponer, que era más rígida, como en el caso del fotoperiodismo. Por eso nos permitimos jugar un poquito más con eso, con los formatos, y empleamos, por ejemplo, fotomurales”, expresa Úrsula Hernández, artista e hija del homenajeado.


Entre los conjuntos presentes se observan los temas Calle, Campo, Ciegos, Migración y Religión. También se incluye 22 de abril, con encuadres que registran fielmente lo acontecido en Guadalajara un día como ese, pero de 1992.


Uno más es Nueva York, el primero de todos y el que, por su temporalidad, permite un acercamiento a los inicios del trabajo realizado por Hernández-Claire, pero también a la relación con imágenes más recientes.


“Fue cuando él se compró su cámara, el estilo es muy diferente y tiene similitudes con la serie Calle, muy apegado a los estudios que él aprendió allá, todo se trata del momento decisivo y la composición tiene una intención. Después en sus fotoensayos como el de Migración y el de Ciegos, todo es más hacia lo periodístico.


Para mí Nueva York es como él decía, que él iba con su cámara descubriendo la ciudad porque la única manera de conocerla era caminando”.


Además de los retratos, la exhibición se ha visto enriquecida con objetos personales que evocan no sólo al fotógrafo, sino a un ser humano querido y recordado a través de una emotiva muestra.


Fotos: Mary Cervantes



415 visualizaciones
Entradas recientes