Sofía Echeverri resignifica lo femenino con Universa revelada en MUSA



Una visión artística sobre el empoderamiento femenino es lo que presenta Sofía Echeverri a través de las tres series que forman la exposición Universa revelada en el MUSA Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara.

Luego de la estancia de la creadora tapatía en el museo como parte del programa Artista en residencia, en la planta alta del recinto se devela más de una treintena de pinturas, dibujos, una instalación y otros elementos que complementan los distintos espacios.

Uno de estos es el correspondiente a Arqueología secreta, donde las piezas protagonistas son imágenes de figuras prehispánicas que ostentan nombres de roles femeninos. La segunda serie es Pedir la lluvia, basada en rituales que dan inicio a los ciclos agrícolas y a través de la cual la artista da una posición central a las mujeres.

“Es una manera muy distinta de representar a la mujer, es eso, la imagen de la mujer y de los roles de género que para mí ya son completamente caducos y aquí abro cuestionamientos hacia eso”, señala Echeverri.

“Se habla de los pueblos originarios, de cómo la mujer no participa, y en arqueología cómo fueron interpretadas las colecciones hasta nuestros días”.

Un espacio más es el ocupado por las Señoras del saber, un conjunto de 10 esculturas con el que se alza la voz en igual número de lenguas originarias como una forma de visibilizar los feminicidios que ocurren a diario en México.



Para la artista, es importante regresar a Guadalajara tanto con la residencia como con la exposición, mismas que han sido posibles con el apoyo del Legado Grodman, que administra University of Guadalajara Foundation.

“Es el museo de la Universidad de Guadalajara, mi alma máter. Es volver a mi lugar de origen, a mi ciudad natal, a mostrar el trabajo que he estado realizando fuera y que tiene además muchas referencias con Jalisco, con la zona de Occidente, entonces tiene mucho significado”.

La tapatía comparte que la residencia le dio la oportunidad de tener un contacto cercano con el público y vivió la experiencia de que los visitantes hablaran de sus oficios y profesiones, con lo que ella tuvo a su vez una retroalimentación de saberes.

“Agradezco el apoyo del Legado Grodman. De otra manera no se hubiera podido lograr esa residencia en conjunto con la Universidad de Guadalajara y el MUSA. La generosidad de la señora Pyrrha Gladys Grodman de haber pensado en los artistas jaliscienses ha dejado un gran apoyo”.

El programa Artista en residencia es una actividad educativa que pone en contacto al visitante con las diferentes etapas del proceso creativo de un autor, quien se instala en un área del museo para trabajar e interactuar con el público.

Sofía Echeverri es licenciada en Artes Visuales por la Universidad de Guadalajara. En Francia se especializó en técnicas antiguas y modernas de dibujo. Además estuvo vinculada con el taller de litografía de Leonard Codex, en Nueva York. Cuenta con exposiciones individuales y colectivas en México y en el extranjero.


Fotografías: Maribel Barajas, Fernanda Posada y Andrea Baez


168 vistas
Entradas recientes